El teatro en Valledupar sobrevive por amor al arte

Posted on

FOTO-TEATRO-3

En 1980 nace ‘La Carreta’ una escuela de teatro conformada por estudiantes de los diferentes programas de la Universidad Popular del Cesar, que ingresan al grupo por su  talento para actuar y porque aman el arte de las tablas.

El grupo fue creado con el objetivo de abordar el teatro como un medio de comunicación en el proceso de desarrollo de una comunidad, sin embrago, el desarrollo de este arte en la región es muy complejo.

Integrantes de La Carreta coinciden en que el contexto cultural en el que vivimos mantiene al teatro en esta ciudad sin explotar,las posibilidades son muy cerradas tanto para ver teatro como para hacerlo, y el costo de producir teatro de manera independiente en la ciudad es muy alto, principalmente porque no existen salas construidas con este  objetivo.

Uno de los principales defensores del teatro universitario en la ciudad es Deiler Díaz Arzuaga, Director de La Carreta, un vallenato de 36 años, Maestro en Arte Dramático de la Universidad del Atlántico, dramaturgo ganador de premios de dirección y dramaturgia en los festivales de Teatro Universitario en el país, quien asumió el liderazgo de este equipo desde el año 2002.

Díaz Arzuaga quiere que hoy se conozcan las carencias del teatro universitario en la ciudad pero principalmente hacer un reconocimiento a los jóvenes que aman el arte, que le siguen apostando a hacer teatro y que por medio de su talento han logrado obtener tanto reconocimiento en cada uno de los festivales en los que se presentan.

Al preguntarle por su percepción del presente del teatro en Valledupar, responde con preocupación, “La situación del teatro en la ciudad es grave, faltan espacios para presentar las obras, espacios de formación, escuela de arte dramático, la fuga del talento humano ya formado también es preocupante; los actores no tienen espacios para desarrollarse aquí mismo donde puedan aportar algo a la comunidad vallenata”.

“Necesitamos un teatro en Valledupar, la universidad necesita un espacio donde presentar sus obras, es triste que eso no exista en esta ciudad, nos toca esperar que se desocupe un salón de la escuela de Bellas Artes para poder montar y ensayar las obras, esperar altas horas de la noche exponiéndose a todo tipo de peligros que en la actualidad son cotidianos en la ciudad, todo por querer y creer en el proyecto” agregó Deiler Díaz.

En Valledupar no existe ningún tipo de respaldo para las personas que hacen teatro y  cada día ese tema se deteriora, la urgencia radica en la construcción o adecuación de una sala con condiciones técnicas donde la gente que le gusta el teatro pueda alimentarse de este, hasta lograr atraer público de otros lugares del país y del exterior.

“Eso es lo lamentable, el tema no es que se ganen premios, si no cómo se los están ganando. En esta etapa ya me siento agotado y me entristece que cada día traigamos premios que solo sirven para adornar las fotos.

A nivel cultural en la región y en el país el que saca la cara por la Universidad Popular del Cesar es el trabajo hecho desde el teatro” argumento el Director de  La Carreta.

Premios

El grupo La Carreta representó  a la Costa Caribe en el Festival Nacional de teatro  universitario, luego de resultar vencedores en el festival regional de teatro universitario que se organiza anualmente donde participan universidades costeñas y se seleccionan las tres mejores para representarlos a nivel nacional.

La Carreta se ha traído ese premio dos años consecutivos.

En esa competencia participa cada universidad con su grupo de teatro dramatizando una obra de teatro libre. La Carreta este año ganó la clasificación con la obra Medea, una adaptación del siglo pasado del escritor Jean Anoilh pero que originalmente fue escrita por Eurípides antes de Cristo.

Carolina Rodríguez y Clarisa Cuadros son dos de las actrices principales de la obra Medea, ganadoras del premio a mejor actriz por tres años consecutivos.

Cabe resaltar que las obras producidas por el grupo La Carreta son respetables y esperadas en los Festivales donde se presentan a nivel regional y nacional debido a la calidad de producto que están acostumbrados a mostrar, todo esto aun sin tener un lugar donde llevar a cabo sus ensayos.

El Director y su mensaje 

“Me consideraría director no precisamente porque eso haya sido lo que yo decidí hacer dentro de las artes escénicas, quise ser actor pero tuve que alejarme de esa idea por el deber de trabajar para sostenerme y sostener a mi familia” Dijo Deiler Díaz.

Ser el Director de La Carreta ha alimentado su alma por todo este tiempo, resalta que es muy satisfactorio que te paguen  por hacer lo que te gusta, refleja un gran amor por lo que hace y atribuye a esa entrega total de su grupo que sean catalogados como un grupo de teatro profesional, en los festivales donde han participado porque no es un secreto que hacen teatro fino, elegante y bien producido.

El teatro y su futuro 

Llama la atención que muchos de los egresados de la universidad que pertenecieron al grupo de teatro la carreta, decidieron estudiar luego arte dramático, debido a que después de ser profesionales en una disciplina totalmente alejada de las tablas, fue más gratificante hacerle caso al don de la actuación con el que Dios los premió, y esas personas son las que en un futuro se agruparán para traer proyectos de teatro importantes a Valledupar, condicionando más el ambiente de la ciudad, ayudándola acrecer en el tema de las salas de teatro.

Por Dalia Posada

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s